Entradas

Good morning call temporada 2: Nada nuevo bajo el sol

Imagen
Y bien, como lo prometido es deuda, hoy por fin! Traigo la primera reseña desde la reapertura oficial del blog, je. Como sé que es lo que más esperan, hablaremos sobre un dorama, que vi durante mis vacaciones en febrero, pese a que estaba disponible en Netflix al menos desde octubre si mal no recuerdo, y se trata de Good morning call season 2, también subtitulada “Our campus days”. Hay muchísima gente que llega al blog enamorada de este drama, así como también hay quienes quieren algo más de información antes de aventurarse a verlo. Para contextualizarlos un poco, este drama es la adaptación de un manga (era que no), y se lanzó vía Netflix el 2016, con su primera temporada. La historia va de un montón de tópicos de dramas mezclados entre sí: Tópico 1: chica torpe y algo tonta, pero corazón de oro, se enamora de chico guapo, inteligente y arrogante. Tópico 2: Por esas casualidades de la vida, terminan viviendo bajo el mismo techo. Tópico 3: chica y chico tienen cada uno su respectivo p…

Algo parecido a un regreso

Imagen
Qué cosa más difícil comenzar esta entrada!. Han sido casi 6 meses desde que escribí por última vez en el blog, y entiendo perfectamente que muchos lectores hayan abandonado en este tiempo porque obvio, no di aviso de pausa ni nada y un silencio tan prolongado cualquiera lo interpreta como abandono. Y la verdad es que sí, durante este tiempo estuve pensando seriamente si quería seguir con el blog o no, porque 2017 fue un año muy difícil y agotador para mí, por temas personales, laborales y de estudios, entonces buscar entre todo eso el tiempo para preparar material para el blog se me hizo una tarea titánica y finalmente imposible. Luego vino enero y febrero, el verano, vacaciones, desconexión y bueno, pese a que ya había decidido continuar con el blog, me di un descanso prolongado, e intenté dedicarle tiempo a otras actividades que amo pero a las que había abandonado casi sin darme cuenta: leer, andar en bicicleta, ver películas y series. Y bueno, ahora que estamos ya casi en mitad de…

Ani ni Ai Saresugite Komattemasu: un mini dorama alegre y juvenil.

Imagen
Hola! Hoy, para terminar esta semana, vengo con una entrada que será muy breve, tal y como lo fue el espacio de tiempo que me tomó terminar el drama del que les hablaré hoy. Bueno, en realidad se trata de un minidrama japonés, de 5 capítulos de 22 minutos cada uno aproximadamente, así que tal vez el mérito de haberlo terminado en una noche no sea mucho como me pareció en principio, jaja. Pero como les he venido contando en forma majadera, el tiempo de que dispongo es tan poco que me siento realizada al terminar un drama.  Así es que bueno, ayer tuve algo de tiempo libre y quería ver algo liviano, ágil, que no me hiciera pensar en absoluto sino sólo disfrutar. Y cuando leí la descripción de este drama escolar, en tono comedia-romance, supe que era lo que necesitaba.
El dorama se llama “Ani ni Ai Saresugite Komattemasu”, traducida al español como "My brother loves me too much", fue emitido este año (entre abril y mayo, creo), y está basado en el manga del mismo nombre que comen…

Million yen women: misterios y secretos de una casa.

Imagen
Hola! Hace algún tiempo que no traía una recomendación de Netflix, así que en esta ocasión justamente reseñaré lo último que vi en el portal y que, afortunadamente, es un dorama japonés, así que cuando se comenzó a anunciar su emisión mis expectativas se elevaron de inmediato. Se trata de Million yen women, dorama que, ya en su tráiler, nos engancha con el aparente misterior que rodea a 5 misteriosas mujeres que acompañan al protagonista. Mi experiencia en Netflix viendo contenido japonés ha sido escasa y algo disímil: Atelier fue un dorama perfecto y hermoso; Good morning call fue adorable pero mediocre. Cuál suerte fue la que corrió Million yen women? Ahora les comento.

Boku unmei no hito desu: un amor destinado.

Imagen
Hola hola! Luego de unas cuantas semanas desaparecida, al fin puedo regresar al blog, segura ya de tener material considerable sobre el que escribir. Como a muchos debe ocurrirles, el flagelo de la vida adulta me consume de tal forma, que me deja casi sin tiempo de ocio. Aún recuerdo con añoranza esos días en que podía darme maratones de dramas en un par de días, tristemente esa época quedó sólo en mis recuerdos, y no porque haya dejado de disfrutar de los múltiples mundos que nos proporciona la ficción, sino porque hoy disponer de tiempo libre para ver dramas o series es casi un lujo, así que cuando logro terminar algo, siento  orgullo y alegría por mí misma jaja.

Kuzu no honkai: el desenfreno del amor adolescente.

Imagen
Hola! Les cuento que este fin de semana que pasó ya di el paso definitivo en cuanto a retomar el visionado de dramas, sana costumbre que por razones de fuerza mayor (falta de tiempo) tuve que dejar a un lado casi toda esta primera parte del año. Así, vi el segundo capítulo de un drama coreano terminado hace poco tiempo, Fight my way. Pedí recomendaciones por aquí y por allá, y hubo un relativo consenso en que este drama es de lo mejor de la temporada que pasó, así que ya vistos los 2 primeros capítulos, me dejó contenta y enganchada así que seguiré viéndolo. Por otra parte, vi el capítulo 2 de un drama japonés también emitido este año, y terminado hace algunas semanas, se trata de Boku, unmei no hito desu, comedia romántica que supe debía ver en cuanto se conocieron sus protagonistas: Yamashita Tomohisa y Kamenashi Kazuya, ambos juntos en el mismo drama, un sueño!. La verdad no es tan adictivo como otras comedias románticas que cada uno ha tenido por separado, pero si está lo suficien…

Recomendando libros: Un día en la vida de Ivan Denisovitch.

Imagen
Hola! Cómo va la vida? Espero que estén teniendo días tranquilos y bueno, ya es viernes así que aún cuando no sea así, todo mejora ad portas del fin de semana. Tal como anticipé en la entrada de la semana pasada, hoy continuaré recomendando otra de mis últimas lecturas, a ver si se motivan con ella, pues tal vez como yo, la había rehuído por mucho tiempo sin razón concreta más allá de sonar demasiado “sombría”. Estoy hablando de Un día en la vida de Ivan Denisovitch, del Premio Nobel de Literatura soviético Alexandr Solzhenitsyn, libro que además de ser ya considerado un clásico del siglo XX, es una obra tremendamente valiosa en cuanto retrata tal vez la forma de vida más dura que hubo durante el régimen soviético: la de los condenados políticos en los campos de trabajo forzado en los agrestes territorios de la entonces Unión Soviética. La verdad, pese a que soy una amante de la literatura rusa, mi devoción hacia los clásicos me había impedido hasta ahora incursionar en obras de autor…